ENTRENADOR, PROFESOR, SIEMPRE PERSONA – ANGEL PALMI

El baloncesto siente un gran dolor por el fallecimiento de José Luis Abós y a todos los merecidos reconocimientos y en mi calidad de Director y de representante de todos los que formamos la Escuela Nacional de Entrenadores, deseo añadir uno más en su labor como profesor en el Curso Superior de Entrenadores al cual acudía de forma reiterada dejando siempre un sello de su calidad, humana y profesional, entre el alumnado.

José Luis Abós se entregaba a los alumnos y compartía con ellos los conocimientos adquiridos en sus muchas experiencias que le llevaron por diferentes etapas y caminos hasta alcanzar la élite. Y lo hacía siempre desde la normalidad y desde la cercanía, convirtiéndose en uno más en relación a los tutores y organizadores de los Cursos y de los Masters. Él representaba precisamente los valores de preparación, esfuerzo, respeto por los maestros que tuvo en sus inicios y sobretodo normalidad en el desarrollo de su labor como técnico de alto nivel.

La Escuela tendrá siempre presente la figura de uno de sus profesores más apreciados por las últimas generaciones de nuevos Entrenadores Superiores y ese vacío que sin duda sentimos todos por su ausencia lo intentaremos llenar en el futuro con el recuerdo de su ejemplo. Nuestro reconocimiento a su mujer, Eva, y a sus hijos por compartir con ellos el recuerdo y el orgullo de haber tenido tantas vivencias con un gran entrenador, gran profesor y, sobre todo, siempre PERSONA.