Siempre triunfo por Rafael Feliz Pereda

Durante años hemos vivido muchas cosas, José Luis era un tipo especial para mí, desde críos estuvimos juntos, desde que comenzó su andadura en el baloncesto, Abós era especial, era muy grande, pero lo más importante fue mucho más como persona, que como entrenador. Desde sus inicios trabajando en la GM, su gran sueño era ser entrenador, siendo muy pequeños los dos (nacimos el mismo año), siempre me decía algún día quiero ser entrenador profesional de baloncesto, mi sueño era ser locutor de radio, y yo le dije: “y yo te entrevistaré”, y así fue, todo se dio. Los sueños a veces se hacen realidad.

Fuimos creciendo juntos, casi de la mano, pero muchas veces desde la distancia, hace 28 años Cadena rato me contrata para realizar retransmisiones de baloncesto, al primero que llamamos fue a él, para ver si me quería acompañar con los comentarios, junto a su otro gran amigo Ricardo Martín Tezanos, vivimos días bonitos yo aprendí mucho de sus sabios consejos.
Más tarde decidió dejar su trabajo para dedicarse a lo que más le gustaba y tuvo que sufrir mucho hasta llegar a Zaragoza, y doy fe de ello, cuando yo iba a Mallorca a radiar los encuentros de fútbol siempre se venía conmigo a ver al Real Zaragoza y comentar los partidos ya que era un amante del deporte y sobre todo del aragonés.

A pesar de todas las polémicas políticas que ahora rodean su nombre, nadie, ni ellos conseguirán que olvidemos al gran coach. Pocas veces algo me ha hecho más daño que su pérdida y los que le queríamos nunca le olvidaremos, ya que los amigos nacen, no se hacen, y nunca se olvidan, y el tampoco olvidaba a todos los que se sumaron a su amistad cuando consiguió triunfar como entrenador en Zaragoza. Para mí siempre triunfo.

Por ello me sumo a todo lo que sea brindar tributo a un grande como él, y a prestar mi humilde colaboración y apoyo, igual que a sus familiares más directos, a Paloma, Javier y Eva a todos ellos aquí estoy para lo que os haga falta y animo a todos a comprar la camiseta que es por una buena causa.